APOYE EL
       MONUMENTO AL
     CONTRABANDISTA
         CON SU FIRMA

MONUMENTAL invita a tomar los monumentos como punto de partida para pensar cómo representamos nuestra historia y construimos identidad. Bajo el lema “recordar es polemizar”, el proyecto propone reflexionar sobre cómo los monumentos determinan el modo en que una sociedad interpreta su historia y generan nuevas lecturas sobre el pasado.

 

¿Es posible pensar una nueva monumentalidad?

 

En Buenos Aires, frente a la Casa Rosada, se encontraba el monumento a Cristóbal Colón. La comunidad italiana lo había donado en 1921. En 2015 el monumento fue guardado en un depósito y reemplazado por otro de Juana Azurduy, donado por el Estado boliviano. Actualmente la estatua de Cristóbal Colón ha sido reubicada frente a Aeroparque y la de Juana Azurduy ha sido trasladada a la plaza del Correo, frente al Centro Cultural Kirchner.

 

El anuncio del desplazamiento del monumento de Colón trajo aparejado el comienzo de un debate ciudadano: ¿Por qué Colón estaba ahí? ¿Cómo se decide qué monumento poner, cuándo y dónde? ¿Y en homenaje o representación de qué? MONUMENTAL recupera este debate aún vigente y lo convierte en un proyecto artístico de carácter público.

 

El Paseo del Bajo, recientemente llevado a cabo por la Legislatura porteña, estableció un nuevo trazado de parques y avenidas detrás a la Casa Rosada en el cual no está previsto el emplazamiento de ningún monumento.

 

Así, el espacio que completa el eje cívico está hoy vacante, ¿Qué pondría usted ahí?

CONTACTO PROYECTO MONUMENTAL

smuggler2watt.jpg

Sofia Medici y Laura Kalauz se vieron interpeladas por el debate surgido en 2015 a partir del desplazamiento del monumento de Cristóbal Colón que estaba ubicado frente a la Casa Rosada.

Aquel debate hizo que aquel monumento, mudo desde hacía varias décadas, volviera a hablar. Tanto los que estuvieron a favor, como los que estuvieron en contra del traslado, plantearon cuestiones tales como qué figura histórica debe representarnos, o cuál es el rol de un monumento.

Así surgió la hipótesis de que los monumentos no sólo intervienen y construyen el espacio urbano, sino también le dan forma al imaginario social y a través del tiempo colaboran con la cristalización de la ideosincracia nacional.

El proyecto Monumental se propone generar un espacio piloto, donde poder reformular las representaciones del pasado a través de un proceso dinámico.